Deberíamos

Deberíamos nacer ancianos,
despiertos, capaces de decidir
nuestro destino en la Tierra,
saber desde la primera encrucijada
qué camino tomar
y que irresponsable sólo sea
el deseo de ir más lejos.
Después, hacernos, al caminar,
aún más y más jóvenes
maduros y fuertes, alcanzar
las puertas de la creación
traspasarlas y entrar enamorados
a la adolescencia,
ser niños cuando nazcan nuestros hijos.
Igual serían siempre más viejos que nosotros,
nos enseñarían a hablar,
y nos mecerían para dormirnos,
desapareceríamos cada vez más,
seríamos cada vez más pequeños,
como un granito de uva, de arveja o de trigo…

Ana Blandiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Deberíamos

  1. ayrim dijo:

    ¡Cuánta razón!, pero…cuando creemos que seríamos capaces de hacer algo mejor, resulta que ese momento ya pasó. Y hoy mismo pensé “Si hubiera estudiado tal cosa, seguro que con lo que sé ahora, lo haría mejor, que pena hacerse viejo en vez de ir siendo pequeño”. Reflexiones de estas que nos dan a los humanos, ya sabes…jeje

    Saludos!!!

    • Pedro Pablo dijo:

      Creo que fue Kierkegaard quien habló de la vida como una sucesión de elecciones que eliminan una gran multitud de otras posibilidades, elegimos sí, pero al mismo tiempo elegimos dejar de hacer muchas más cosas. Pero no me hagas mucho caso.

  2. sabes una cosa? yo aunque tengo la edad que tengo no puedo evitar a menudo sentirme muy muy pequeña, echo de menos que cuiden de mi, que están pendientes de mi para cuando me equivoco o meto la pata como sucedía cuando era pequeña y mis padres estaban ahí para protegerme. Me gustaría ser una niña otra vez, y de hecho creo que estoy regresando a mi infancia.
    No me hagas mucho caso, son tonterías mias.

    • Pedro Pablo dijo:

      Todos somos infinitamente pequeños respecto a todo lo que nos rodea, es imposible no verse superado por las cosas, por los otros, por lo que (como le decía a Ayrim) dejamos de elegir o de lo que hemos elegido… dicen por ahí que el hombre es el animal que más sufre de todos, por lo que le pasó, por lo que puede pasarnos, por el sufrimiento de los otros… es normal que nos veamos superados, que tengamos ganas de estar como ese niño, recogido en unas manos más grandes, la necesidad de consuelo no deja de ser algo exclusivamente religioso, un ámbito trascendente.
      Pedro definitivamente Pablo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s