Asuntos inquietantes (III)

Despertó cansado, como todos los días. Se sentía como si un tren le hubiese pasado por encima. Abrió un ojo y no vio nada. Abrió el otro y vio las vías.

Norberto Costa

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Asuntos inquietantes (III)

  1. Ayrim dijo:

    Un post inquietante cuanto menos…

  2. ayrim dijo:

    Te vas a reír y yo parezco tonta!!! pero no había leído el título del post xDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s