Mundología: descubriendo a Montaigne

He terminado de leer hace unos días ‘Narraciones extraordinarias’ de Poe, un día de éstos escribiré sobre ello, y me he puesto a rematar un libro que tenía a medio leer: ‘El cristianismo hedonista’ del filósofo francés Michel Onfray. De él sólo me quedaba la parte referida a Montaigne, y ¡vaya parte! A él dedica Onfray un tercio de la obra, y no es para menos.

En pleno siglo dieciséis, con las lanzas en alto por las guerras de religión, con las hogueras encendidas bajo los pies de los herejes, Montaigne, católico apostólico y romano, se declara tolerante hacia los protestantes y digno seguidor de Epicuro. Su obra que se limita a un libro autobiográfico pasa de puntillas ante la censura vaticana. Montaigne se libra del fuego.

Dejo un par de párrafos de ‘El cristianismo hedonista’, una contrahistoria del cristianismo desde sus comienzos hasta el día de hoy como poco recomendable, y un nuevo video de la serie de Alain de Botton sobre este filósofo atípico:

“De ahí una religión de la inmanencia. Toda la filosofía de Montaigne se resume en un elogio del mundo real, concreto, terrenal. Esta filosofía ama y celebra la tierra, el aquí y ahora, la encarnación, la carne. Se declara partidaria del tocino y las cebollas, los campesinos y las viñas, el sabor de los besos enganchados a los bigotes, el vino clarete y las ostras, los viajes y las lecturas, los caníbales y los caballeros, la ‘técnica de las salsas’ y la ‘ciencia de la bucólica’, los olores de Venecia, los perros y los gatos, las curas termales y la dietética, los vehículos y las prostitutas, Roma y la peste, las brujas y los médicos, los fuegos de chimenea…; en resumen, lo que, con una expresión que se ha vuelto célebre a partir de Nicolás Bouvier, llama ‘usage du monde’, ‘empleo del mundo’, o también mundología.

Montaigne no concibe ninguna idea sin la experiencia autobiográfica que la provoca y solicita, nunca como teórico, siempre como hombre con experiencia práctica del mundo: allí donde todos los filósofos proceden como autobiográficos -¡las ideas no caen del cielo!- él se muestra particularmente atento con el lector y cuenta de dónde vienen las ideas, de qué experiencias derivan. El verbo asciende de la carne, la idea surge de lo real, el dictado de su visión del mundo se produce tras el uso de ese mundo”


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Filosofía y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Mundología: descubriendo a Montaigne

  1. luciano tanto dijo:

    hola… / en fin, somos demasiados quienes seguimos sin aceptar que no sabemos nada.

  2. aquileana dijo:

    bueno, debo confesar que me has sorprendido con esta visión apreciativa de Montaigne “terrenal” tal como la definías aludiendo a Onfray…

    Por cierto, doble sorpresa porque aquí se conjuga este post tuyo con algunos míos de mi blog…

    http://aquileana.wordpress.com/2008/06/28/michel-de-montaigne-apologia-de-raimundo-sabunde-extracto/

    http://aquileana.wordpress.com/2010/06/07/michel-onfray-el-crepusculo-de-un-idolo-la-fabula-freudiana/

    “Tristemente, tenemos sólo una especie de muerte, puesto que hemos pasado y estamos pasando por tantas otras; pues no solamente, como Heráclito decía, la muerte del fuego engendra el aire y la del aire engendra el agua, sino que más evidentemente podemos verlo en nosotros mismos; la flor de la edad muere y pasa cuando la vejez sobreviene, y la juventud acaba en lo mejor de la edad del hombre hecho; la infancia en la juventud y la primera edad muere en la infancia, y el día de ayer y el de hoy morirá en el mañana, y nada hay que permanezca ni que sea siempre lo mismo; y aquello que experimenta cambio no permanece uno mismo; y, no siendo uno mismo, cambia nuestra esencia, saltando de un estado a otro”.

    Michel de Montaigne. Apología de Raimundo Sabunde.

    Saludos;

    Aquileana 8)

    • Pedro Pablo dijo:

      Muy interesante Aquileana, la sucesión de muertes que hay dentro de la misma vida, el gran Heráclito y su alargada sombra a través de los siglos sigue generando reflexiones.

      Excelente blog tienes, en cuanto tenga dos minutos lo enlazo al mío.

      Sísifo y Aquiles, ¡vaya par!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s