El hermoso y maldito universo

Escribe el insomne filósofo Cioran en su cuaderno de Talamanca:

Ibiza, 31 de julio de 1966. Esta noche, sobre las 3, completamente despierto. Imposible seguir más tiempo en la cama. He ido a pasear por la orilla del mar, acompañado de los más sombríos pensamientos. ¿Y si me arrojara desde lo alto del acantilado? […] Mientras me entregaba a toda suerte de reflexiones amargas, contemplaba los pinos, las rocas, las olas “visitadas” por la luna, y de repente me di cuenta de hasta qué punto estaba yo ligado a este hermoso y maldito universo.

Recuerdo además la gran idea del también filósofo George de Santayana: “Vivimos dramáticamente en un mundo que en sí no es dramático” Es esa naturaleza no dramática de la realidad, la belleza neutral del mundo, la que nos anima a sentirnos ligados a él y a no arrojarnos del primer acantilado que se nos presente. Añado más, nosotros que somos necesariamente parte de ese mundo, de esa realidad, también tenemos una naturaleza que “en sí” no debería ser dramática. Son nuestros anhelos frustrados, la sobre-abstracción relacional que hacemos sobre cómo deberían de ser las cosas y no son, los que nos convierten en los seres más infelices de este hermoso y maldito universo.

Añado un enlace al cuaderno de Talamanca alojado en un servidor ajeno a este blog.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Filosofía y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El hermoso y maldito universo

  1. Jecholls dijo:

    Oiga, qué bonito, ¿eh?

    Lo contrario que cuando lees a Alejandra Pizarnik. Y sin embargo todo está lleno de belleza. El problema es que la gente que dramatiza tanto la existencia tiene una visión borrosa de esa realidad, fomentada tal vez por muchas otras experiencias, o porque no supieron limpiarla a tiempo. Efectivamente, casi lanzarte por el acantilado puede hacerte comprender lo bonito que es este maldito universo y lo ligado que estás en él, pero no todos lo hacen. Sigue siendo la existencia.

    • Pedro Pablo dijo:

      Cioran es el filósofo atípico, un antivitalista? que habla del inconveniente de haber nacido, del suicidio como forma de vida y del que sin embargo no puedes leerlo una vez sin sacar del pozo en el que está sumido un auténtico arsenal de joyas oscuras. El ejemplo más claro, casi clínico, de que no hay nada mejor que dormir a pierna suelta cada noche en lugar de contemplar acantilados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s