Horrores de la ciencia(I): Experimentos en Guatemala

Abro esta serie porque, aparte de ser un tema apasionante, quiero mostrar cómo la ciencia al igual que la religión, también tiene sus noches de San Bartolomé. Para quien no lo sepa la noche de San Bartolomé hace referencia a la gran mataza perpretada por católicos franceses a hugonotes en el París del siglo XVI. El caso es que ya sea por su mal uso,  su siniestra combinación con el poder al servicio de las ideologías, por los intereses oscuros de las compañías,  querer coger atajos o perpetuar una idea pese a que la realidad demostrara lo contrario, la ciencia ha protagonizado capítulos aberrantes de la historia. Aquí va el primero:

Experimentos en Guatemala

Una vez acabada la Segunda Guerra Mundial parecía que la razón instrumental llevada a cabo por los científicos afines al Tercer reich en los campos de concentración era cosa del pasado. Los prisioneros que sobrevivieron a la masacre fueron claros: no ir a la enfermería era un seguro de vida. ¿Había la historia aprendido algo del pasado, o seguiría andando en círculos como casi siempre? Hace tan solo tres días, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, nos sacó de toda duda: La historia sigue andando en círculos. El tal Gibbs, con la misma cara que pone el Papa Benedicto XVI cuando pide perdón por los casos de pederastia en el mundo,  da una rueda de prensa sobre los siniestros experimentos dirigidos por el doctor John Cutler nada más acabada la Segunda Guerra Mundial. Los hechos son los siguientes:

Cientos de presos, soldados y pacientes de hospitales psiquiátricos fueron utilizados como ‘conejillos de Indias’ siendo infectados por gonorrea, sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual – con o sin su consentimiento – para investigar el efecto que la penicilina y otros medicamentos tendrían sobre éstas. Primero se utilizaron a prostitutas que ya tuvieran la enfermedad para contagiarlos y viendo que no era así en todos los casos procedieron con la inoculación directa, inyectando la bacteria de la sífilis en el pene, el brazo o la cara de los afectados.

Nunca se publicó el estudio. Ahora gracias a la investigación de la doctora Susan Reverby todo ha salido a la luz, nadie se piense que ha sido fruto del buen intencionado gobierno americano que ahora tiene encima de la mesa un disgusto diplomático difícil de tragar.

Me pregunto qué clase de experimentos siniestros se estarán realizando ahora y que nunca llegarán a ser desvelados, ¿dentro de cincuenta o sesenta años quizás?, en el vacío legal de regímenes totalitarios, en cárceles atestadas o en psiquiátricos de algún país del tercer mundo. Me pregunto además si las democracias occidentales no tendrán algún desván para estas cosas. En cuanto al caso guatemalteco de seguro que aparecerán documentales y libros. El caso es que se tire de la manta de los malditos y la historia pueda señalarlos con el dedo.

Añado una suculenta entrevista a Susan Reverby y más información del estudio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Historia, Política y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Horrores de la ciencia(I): Experimentos en Guatemala

  1. esto es una verguenza nacional tambien porque autoridades de ese entonces tubieron que estar de acuerdo con esto talvez por alguna cuota de poder o por un soborno disfrazado de donacion o algo por el estilo. y el otro caso a investigar seria el conveniente incendio ocurrido años despues de estos experimentos en el manicomio no seria que esto fue para borrar evidencias o testigos realmente nunca se podra cuantificar el dolor y daño provocado

  2. RAUL ROSSEL dijo:

    Amigos lamentablemente la ciencia debe avanzar en benefiio de un colectivo globa, la naturelaza maneja la selección natural donde los mas fuertes al nacer sobreviven, para garantizar la perpetuidad de la especie,y no una raza degenerada de males o anamolias fisicas o geneticas, en los animales no podemos aplicar el termino MORAL o SENTIMIENTOS.

    profundizar sobre la experimentación en humanos con males irrecuperables, o decidir si la eutanacia es un derecho propio del humano, o el aborto en casos de violación es un derecho de la mujer, es un tema bastante extenzo, incluyendo su parte religiosa,moral,etica,etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s