La misteriosa muerte del tracio Orfeo

Cuentan del tracio Orfeo que fue uno de los filósofos más antiguos al atribuir a los dioses las pasiones humanas. Podemos encontrar esta afirmación en el proemio de “Vida de los filósofos más ilustres” donde Diógenes Laercio intenta explicar los orígenes de la filosofía. Más allá de que esto sea o no cierto el autor nos muestra cómo Orfeo acabó sus días: “Dice que murió despedazado por las mujeres; pero del epitafio que hay en Dión, ciudad de Macedonia, se ve que le mató un rayo. Dice así:

Aquí dieron las musas sepultura

al tracio Orfeo con su lira de oro.

Júpiter, que reina en tronos celestiales,

con flecha ardiente le quitó la vida.”

Pues bien, la historia es tan antigua y su muerte tan confusa que este humanizador de los dioses, si es que alguna vez existió, merece algo de atención. Su muerte da para mucho, ¿por qué tiene que ser incompatible morir despedazo por mujeres y que te alcance un rayo? Aquí mi teoría intrascendente y alejada por completo de la realidad sobre la muerte del tracio Orfeo, sus posibles muertes:

  1. Murió por un rayo
  2. Murió despedazado por mujeres
  3. Orfeo, se disfrazó y él mismo contó la noticia de su propia muerte, para huir de las mujeres que lo perseguían por su belleza o por su fama, ya fueran ciertas o fruto de un narcisismo desmedido.
  4. Murió a causa del rayo, pero imaginando que era despedazado por las más bellas y terribles mujeres, con la dificultad de saber cómo esta historia llegó hasta nuestros días.
  5. El tracio fanfarroneaba de haber sobrevivido a la caída de un rayo. Júpiter tuvo a bien no volver a fallar la próxima vez.
  6. Orfeo alcanzó la fama como músico al tocar una lira robada con anterioridad a una divinidad mientras ésta se bañaba. En el mayor festival del año, los dioses, coléricos por el hurto y porque el tracio se atribuía toda la gloria, inspiraron a Orfeo para tocar la más bella y terrible de las melodías y esta despertó las pasiones más bajas y grotescas de las mujeres que lo escuchaban.
  7. El destino de Orfeo era engendrar a un Dios, y despreciando a cuantas hijas de los cielos se le ofrecían para tal fin, Júpiter castigó al tracio por luchar contra sus designios. No engendró a Dios alguno, pero aquel día murió algo más que un hombre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Filosofía, Mitología y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La misteriosa muerte del tracio Orfeo

  1. oigankebonito dijo:

    PERO EL HORFEO NO ES UN HINSTRUMENTO ¿EH? KE DIBUJO MAS CHULO ¿DONDE SE VAJA DEL BIDEO JUEGO? GRASIAS DE HANTE MANO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s